jueves, 6 de julio de 2017

Spider-Man: Homecoming.


Eso es lo que pasa cuando quitas al Tio Ben de la ecuación.

Algunos, minimos spoilers.

Spider-Man Homecoming es el viaje de Peter para aprender sobre poder y responsabilidad. Por una serie de decisiones irresponsables durante toda la película, termina perdiendo la confianza que Tony Stark le depositó en Civil War. En el Brand New Day Manifesto de Tom Breevort se lee que “Spider-Man es todo sobre juventud” y esta peli pareciera seguir esa idea: Peter hace todo por la adrenalina de Superheroizar (hey, acabo de inventar un verbo!) y no mide las consecuencias de sus actos. Y disculpen que me levante de la mesa, pero es precisamente ese mocoso imbécil la versión de mi héroe favorito que no soporto. El Spider-Man de Lee y Ditko ya era un adolescente amargoso porque resentía la carga de su doble identidad. El Spidey de Holland renuncia voluntariamente a todas sus actividades y amistades por el traje y la falsa ilusión de que Tony Stark “lo va a llamar”, de que algún dia será convocado a los Vengadores.

Tal vez es porque la versión de Marc Webb e includo la de Raimi tenían un montón de angustia adolescente, pero ahora Peter es pura diversión y cero preocupación. Don’t worry, be Spidey. ¿y para qué preocuparse cuando tu tía no es septuagenaria con males cardiacos sino una bomba sexy tras la cual anda todo el vecindario? ¿Si tu mejor amigo te va a salvar cuando un villano de segunda está a punto de partirte en dos con un arma de tecnología chitauri modificada? ¿Por qué siquiera preocuparse por el “bullying” que un tarado como Flash, si este consiste en decirte “Pene Parker”?

No hay broncas de lana, ni sentimientos de culpa por lo que sea la razón por la cual sexi tía “está pasando por un mal momento”. Peter quiere impresionar a las nenas con su disfraz, aunque también dejará esa misión si puede superheroizar a cambio.
Eso si, la película es hilarante y Holland es un natural para hacer que los gags y la expresión corporal se complementen. Una escena recuerda a “the Commuter Cometh” y es bastante divertida. Y desde, tal vez Loki no tenemos un villano tan carismático en una peli Marvel, porque Keaton esta genial como…quien sea que este Vulture es. Pero en ausencia de los Norman Osborn y de los Eddie Brocks tuvieron que crear una de esas absurdas “coincidencias” que han plagado a los villanos de Spidey desde siempre.

¿Es la peor peli de Spider-Man? Después del derechazo que le asestó Peter a MJ en Spider-Man 3 diria que no, pero no encuentro mas motivo de alabanza que el humor y algunos cool gadgets, porque ni la Tomei se ve tan mami como en Civil War. Por supuesto que está la escena homenaje a 'The Final Chapter', pero en vez de un motivo tan noble como salvar a la tierna viejecita enferma nos encontramos con el muy millenial "si no eres nadie sin el traje no mereces el traje", que es lo que Peter termina aprendiendo de todo esto (?).

La opinión general hasta ahora es que Spider-Man: Homecoming es muy buena. Personalmente me da tristeza, porque eso significa que tendré que soplarme a este Spider Man diluido, destinado a ser Bart Simpson, sin un Tío Ben que sea su brújula moral y sin una verdadera razon de ser, durante muchas películas más.

Para un viejo amargado como un servidor, el joven que de sus amarguras se provocó una ulcera seguirá siendo mejor Spidey, muy por encima de esta versión post Bendis del ratón Miguelito.

Descanse en paz.


Joan Lee.

miércoles, 5 de julio de 2017

Countdown: The Vulture.



Mañana se estrena en nuestro país “Spider-Man Homecoming”, primer película del trepa muros en el universo de los vengadores. El villano es Vulture, uno de los personajes que en mi niñez más me gustaban pero que tiene fama de ser medio pelmazo. A fin de cuentas es un octogenario con un arnés que le permite volar y le da “super fuerza” pero que normalmente, una vez que Spidey logra controlar la velocidad de su vuelo termina en estrepitosas derrotas. La siguiente pues es una lista de diez historias con las que pretendo reivindicar al villano y en su caso hacerlo un poco más interesante para el lector:

10. "The sinister six” (Amazing Spider-Man No. 1). La primer aparición de los Sinister Six es probablemente el comic de Spidey mas bellamente ilustrado por Steve Ditko. La historia, que envuelve el primero de muchos planes idiotas por parte del grupo (“vamos a reunirnos para después atacar de uno por uno a Spider-Man”), también marca la pauta de la relación de Toomes con el resto de sus compañeros: “vamos a atacar al mismo tiempo. Su poder no es suficiente para derrotarnos a todos juntos”. Evidentemente Doctor Octopus considera que su plan es mejor y no le hace caso. Pero el octogenario jamás ha demostrado tener un pelo de tonto.

9. “Vulture is as Vulture does!” (Web of Spider-man 3): Los Vulturions son un grupo de tres malhoras comandados por Honcho, un ex convicto creado por Louise Simonson y después utilizados por otros escritores como Dan Slott en su Avengers: the Initiative. Aparecieron por primera vez en Web of Spider-Man No. 1, pero como esa historia habla más bien de la “muerte” del traje negro, sugiero leer el número 3, cuando Adrian Toomes se encabrita con Honcho y él solito le parte su mandarina en gajos a todo el grupo, demostrando que es un villano bad-ass y no el tierno abuelito.

8. “Autumn in New York” (Spider-Man: Blue 4-5) Si, ya sé. Cada que puedo recomiendo “Spider-Man: Blue”, soy un romántico. En esta historia, que recuenta Amazing Spider-Man #48 (May, 1967), Jeph Loeb utilizó al que según yo es el primer villano legado de Spidey: Blackie Drago, el segundo Vulture, un compañero de celda de Adrian Toomes que se aprovecha de un momento de debilidad del anciano carroñero para conocer donde esconde sus alas. Ya sea la historia original o el retelling de Loeb, la historia es simbólica por ese hecho.

7. "Lifetheft" (Amazing Spider-man 387). Esta historia, escrita por David Michelinie en plena turbulencia pre Clone Saga, tiene a Adrian Toomes luchando en contra de un cáncer terminal y en un momento dado rejuvenecido y más sádico que nunca, pues para mantenerse joven requiere absorber la fuerza vital de otras personas. Esta nueva versión en armadura fue utilizada en la caricatura de los 90 y aunque parecía interesante estuvo íntimamente ligada con la Saga del Clon (pues durante la misma Peter es envenenado por Vulture), por lo que fue rápidamente descartada en el Back to Basics de 96.

6. “Return of the Sinister Six” (The Amazing Spider-Man #334-339): Después de años de no juntarlos, Michelinie retoma a los Sinister Six, sin Kraven, ahora muerto. Vulture juega un papel clave pues durante un atentado a Raymond Trask (el Carlos Slim del universo Marvel) causa la muerte de Nathan Lubensky.

5. “Let fly these aged wings!” (Amazing Spider-Man 224): Roger Stern fue uno de los escritores que más desarrolló a Toomes por considerarlo el opuesto perfecto de Spider-Man. En esta historia, Adran Toomes se siente demasiado viejo para seguir con su vida de crimen, hasta que entabla amistad con Nathan Lubensky quien sin saberlo lo convence de que la vejez es un estado mental y que mientras hay vida hay esperanza…para seguir cometiendo fechorías.

4. “Duel to the death with the vulture!” (Amazing Spider-Man 2): Stan Lee y Steve Ditko enfrentaban a su nueva creación, un adolescente rebelde con villanos mayores de edad. La primer aparición del Buitre es también el libro de reglas de las historias sobre este personaje. Al igual que sucede con la primer aparición de Lizard, todo lo que se ha escrito sobre Vulture, deriva de la primer aparición de Toomes.

3. “Partners in crime” (Amazing Spiderman 674-675): En esta historia de Dan Slott, Toomes se vuelve más un líder de pandilla y controla a un grupo de jóvenes a los que les “presta” sus alas para cometer robos a grandes alturas en los penthouse de la ciudad. Claro que aquél que se atreve a guardar algo para si del botín sin reportarlo a su jefe descubre rápidamente que las alas fallan a gran altura. No te quieres meter con esta ave traicionera.

2. “Wings of fire wings of Fear” (Spectacular Spider-Man 44-45). La gracia de Toomes es que es un ave de rapiña. Como tal, me parece que funciona estupendamente cuando se le coloca en ambientes lúgubres. Al parecer Roger Stern opina igual y el cliffhanger entre estos dos números tiene a Vulture a punto de calcinar a Spidey en un ataúd. La imagen, que vi de niño, aún me da escalofríos.

1. “Funeral Arrangements” (Spectacular Spiderman No. 186-188): J.M. DeMatteis trajo demasiada angustia a una época de por si oscura para el personaje, por lo que normalmente sólo le alabo su ASM 400 y su Spectacular 200. Pero en esta historia Adrian Toomes se está muriendo de cáncer y quiere hacer las paces con la tía May por haber provocado la muerte de Nathan Lubensky; ¿le otorgará el perdón? Magistralmente dibujado por Sal Buscema, las escenas de vuelo y peleas tanto como las escenas de dialogo entre los dos ancianos son sumamente emocionantes y emotivas.