martes, 22 de noviembre de 2016

#ArriMartes Depeche Mode Stripped in your room REMIX II HQ DAVIDMIX 09

Dos CUATRO de las mejores canciones de Depeche Mode mezcladas al punto del orgasmo. Disfruten.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

La miopía de Humberto Ramos.


Esta semana el ex dibujante de Spider-Man y actual dibujante de “Champions”, Humberto Ramos, ha informado a través de su cuenta de Facebook que a raíz del resultado de las elecciones en Estados Unidos ha decidido que al menos por los próximos 4 años no asistirá a convenciones de comics que tengan lugar en los red States, es decir aquellos Estados de la Unión Americana en que ganó Trump, Estados, donde según señala “claramente no es bienvenido”, por su condición de mexicano.

George Perez no se quedó atrás señalando que él tampoco asistirá a dichas convenciones, aún a pesar de que vive en Florida, uno de los red States.

Ramos que al día de hoy continúa viviendo en Ciudad Satélite, señala que su decisión obedece a que no quiere exponerse a ser ofendido o maltratado, “no hay necesidad”. Evidentemente, al publicar su decisión en una de sus concurridas redes sociales, la misma deja de ser un tema personal, de verdadera preocupación por su seguridad y se convierte en una patriotera protesta pública ante el resultado electoral. Las reacciones negativas no se hicieron esperar: lejos de generar empatía, la mayoría de los comentarios llaman a boicotear su trabajo en Marvel; cuestionan el que un extranjero se meta con la política interna de un país (yo añadiría, "esa arrogancia de algunos mexicanos de creer que los gringos tuvieron que tomarnos en cuenta a la hora de elegir a su presidente") y hasta señalan la hipocresía de un mexicano que se beneficia de un pago en dólares, de una compañía 100% norteamericana.

Lo que Ramos no entiende es que en muchos de los red states, como Florida, la elección estuvo muy cerrada, lo que significa que casi la mitad de los votantes votó azul, o por Hillary Clinton y la otra mitad por Trump. Algo similar pasó en los blue states, en donde Trump perdió por escaso margen, lo que significa que "ni son todos los que están ni están todos los que son" y que en cualquier ciudad donde Ramos se presente se topará con simpatizantes de Trump y que el racismo, como las noticias desde California nos hacen ver, puede darse hasta entre los estratos “educados” de la sociedad norteamericana. Tampoco es como que exista una frontera entre los red y los blue States, hasta donde entiendo, aún en el gobierno de Trump habrá libertad de tránsito y simpatizantes de republicanos y demócratas podrán acudir a convenciones en otros lugares.

Así que la decisión de Ramos, en especial el manifiesto con el que la acompañó en donde se victimiza al señalar que “claramente no es bienvenido”, me parece miope y en el mejor de los casos provocará que un amplio segmento de fans le dé la espalda. En el peor, puede provocar agresiones de los fans intransigentes aún y cuando se localice en un blue state, en donde, si entendemos su manifiesto a la inversa, todos aman a los mexicanos.

jueves, 10 de noviembre de 2016

Renew your vows.


Ayer fue un día del carajo y como suelo hacer en los días que son del carajo, me refugié en mi man cave, comí y bebí como si no hubiera mañana y me dispuse a leer los dos títulos de Spider-Man que salieron ayer: "Clone Conspiracy" 2, donde Slott sigue teniendo a Spidey en un lugar que no me gusta y "Amazing Spider-Man: Renew your Vows", no. 1, cortesía de Gerry Conway y Ryan Stegman.

Para quien no lo sepa, “Renew your Vows” es el título de la mini de Secret Wars en donde el matrimonio Parker-Watson no sufrió los embates de Joe Quesada y aunque es una Warzone que desapareció con la nueva Marvel, y porque nadie lo pidió pero todos sospechamos que Marvel nos quiere pedir perdón por quitarnos a nuestra pareja favorita, fue retomada como título alternativo en el nuevo universo Marvel.

En el final de la mini, tanto Mary Jane como la hija de ésta y Peter, Annie May tienen que hacer uso de sus dotes superheroicas para defenderse y derrotar a Regent, por lo que la serie contará las aventuras de la Spidey-Family.

Las comparaciones con Spider-Girl de Tom Defalco y Ron Frenz no se dejan esperar y es que Mayday Parker nos robó el corazón a todos y aunque Mary Jane jamás portó el uniforme en esa realidad, nadie. Repito. Nadie, escribe a Mary Jane como Defalco.

En la realidad de Renew your vows, Annie May es una niñita de unos 8-9 años, y su personalidad no ha sido del todo explorada, por lo que me sigue costando trabajo leerla en lugar de Mayday que desde el inicio fue la voz narrativa del comic. En cambio, Conway nos da la voz interior de Peter y su sentido de responsabilidad (por fin un comic de Spidey sobre el tema central de Spidey) como padre y cabeza de familia.

El comic en si no es malo, pero tampoco es lo que se esperaba. Como posible “sustituto del título principal” Spider-Girl era infinitamente superior. A mi gusto adolece de dos problemas: en la nueva moda de lanzar números 1 a diestra y siniestra, la historia parece incompleta de inicio. Conway no pierde el tiempo explicando el status de este mundo ni su naturaleza, ¿estamos entrando a un nuevo multiverso? Por lo menos vemos a caras conocidas como Glory, de quien aprendemos que ahora es madre soltera (¿tal vez de un hijo de Eduardo Lobo?) y J.J. Jameson de quien Peter comenta “me dio una oportunidad cuando nadie más lo hubiera hecho”, me parece un comentario extraño si simplemente se refiere a que a los 15 nadie te contrata en un empleo real, por lo que esperaría más sobre el mismo en los siguientes números. La historia también parece incompleta porque sucede muy poco y Marvel mejor rellena con dos historias un tanto irrelevantes: “the earnest adventures of Spider-dad”, un gag bastante aburrido que espero no aparezca en cada número y “Make It work” sobre cómo diseñó su disfraz MJ. Por lo menos el dibujo de Marguerite Sauvage es una delicia y un eye-candy constante. Si un día Stegman se va, es la sustituta perfecta para el título.

El segundo problema es el villano que al parecer acompañará al primer arc: Mole Man. Es la segunda vez en un lustro que un título de Spidey utiliza a este villano de los Fantastic Four para arrancar. El otro por lo menos era “Avenging Spider-Man”, un título de team-ups. Eso sí, en las primeras 4 páginas, Spidey vence a Scorpion y un misterioso niño…sospechosamente parecido a Normie maquina planes desde las sombras. En esta realidad Peter sigue siendo fotógrafo del Bugle, un empleo que difícilmente mantiene una familia completa, y tras el potencial que vimos en un Peter cerca de un laboratorio en "Big Time" me deja un poco decepcionado.

El arte de Ryan Stegman, que no me gustó nada en "Superior Spider-Man", salvo cuando aparecía Mary Jane, es una absoluta maravilla en este título. Stegman es como ver a Todd McFarlane sin los excesos y desproporciones de McFarlane. Es capaz de meter 18 páneles en una página para contar la interacción Parker y hacerla lucir igual de espectacular que el splash page de Annie. Me volví fan automático.

Sospecho que “Renew your vows” difícilmente tendrá el éxito que los blogs le vaticinan. Parece más un intento por enterrar de una vez y en definitiva la idea del matrimonio Parker. Pero seguiré leyendo mientras lo sigan sacando y ojalá los siguientes números hagan algo por corregir los errores que le veo a este título.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Perdón por Trump.

Desde que Donald Trump era precandidato, cada que conversaba con algún norteamericano blanco o cuando veía a standuperos de ese país, la constante era pedir “perdón por Trump”. En mis adentros pensaba “Trump no se hizo sólo, lo están permitiendo ustedes”. Durante la campaña noté lo que denomino el “efecto Fox”: cuando Vicente Fox era candidato, cada burrada que hacía, cada ataque o descalificación que recibía, lejos de perjudicarlo lo hacía más fuerte, los mexicanos lo percibimos como “alguien del pueblo” un ciudadano y no un político y eso lo llevó a la victoria. Con Trump eso sucedió: mientras Hillary traía el desgaste (y la experiencia) de ser política por más de 30 años (como Trump no se cansó de señalar), Donald era un empresario que podría traer una visión distinta al gobierno que efectivamente tuvo los tropeizos propios de una gestión de 8 años que tivo que lidiar con la crisis hipotecaria y al evidenciar su falta de preparación, su falta de tacto y su discurso incendiario sus enemigos sólo conseguían el “efecto Fox”. En las últimas semanas se le tachó de misógino y fue la única vez donde realmente pensé que no iba a ganar. Pero si hacemos caso a las encuestas, para entonces el 60 % de los votantes ya había decidido por quién votar, así que su misoginia poco o nada hizo.

Finalmente sabemos el resultado y ahora las palabras de esos norteamericanos toman un nuevo sentido “perdón, pero lo vamos a hacer aunque el resto del mundo se vaya al carajo”, “perdón pero estamos hartos de lidiar con ustedes”, “perdón pero necesitamos una mano dura, un racista, xenófobo y misógino en el poder”…“perdón por Trump”.