jueves, 10 de noviembre de 2016

Renew your vows.


Ayer fue un día del carajo y como suelo hacer en los días que son del carajo, me refugié en mi man cave, comí y bebí como si no hubiera mañana y me dispuse a leer los dos títulos de Spider-Man que salieron ayer: "Clone Conspiracy" 2, donde Slott sigue teniendo a Spidey en un lugar que no me gusta y "Amazing Spider-Man: Renew your Vows", no. 1, cortesía de Gerry Conway y Ryan Stegman.

Para quien no lo sepa, “Renew your Vows” es el título de la mini de Secret Wars en donde el matrimonio Parker-Watson no sufrió los embates de Joe Quesada y aunque es una Warzone que desapareció con la nueva Marvel, y porque nadie lo pidió pero todos sospechamos que Marvel nos quiere pedir perdón por quitarnos a nuestra pareja favorita, fue retomada como título alternativo en el nuevo universo Marvel.

En el final de la mini, tanto Mary Jane como la hija de ésta y Peter, Annie May tienen que hacer uso de sus dotes superheroicas para defenderse y derrotar a Regent, por lo que la serie contará las aventuras de la Spidey-Family.

Las comparaciones con Spider-Girl de Tom Defalco y Ron Frenz no se dejan esperar y es que Mayday Parker nos robó el corazón a todos y aunque Mary Jane jamás portó el uniforme en esa realidad, nadie. Repito. Nadie, escribe a Mary Jane como Defalco.

En la realidad de Renew your vows, Annie May es una niñita de unos 8-9 años, y su personalidad no ha sido del todo explorada, por lo que me sigue costando trabajo leerla en lugar de Mayday que desde el inicio fue la voz narrativa del comic. En cambio, Conway nos da la voz interior de Peter y su sentido de responsabilidad (por fin un comic de Spidey sobre el tema central de Spidey) como padre y cabeza de familia.

El comic en si no es malo, pero tampoco es lo que se esperaba. Como posible “sustituto del título principal” Spider-Girl era infinitamente superior. A mi gusto adolece de dos problemas: en la nueva moda de lanzar números 1 a diestra y siniestra, la historia parece incompleta de inicio. Conway no pierde el tiempo explicando el status de este mundo ni su naturaleza, ¿estamos entrando a un nuevo multiverso? Por lo menos vemos a caras conocidas como Glory, de quien aprendemos que ahora es madre soltera (¿tal vez de un hijo de Eduardo Lobo?) y J.J. Jameson de quien Peter comenta “me dio una oportunidad cuando nadie más lo hubiera hecho”, me parece un comentario extraño si simplemente se refiere a que a los 15 nadie te contrata en un empleo real, por lo que esperaría más sobre el mismo en los siguientes números. La historia también parece incompleta porque sucede muy poco y Marvel mejor rellena con dos historias un tanto irrelevantes: “the earnest adventures of Spider-dad”, un gag bastante aburrido que espero no aparezca en cada número y “Make It work” sobre cómo diseñó su disfraz MJ. Por lo menos el dibujo de Marguerite Sauvage es una delicia y un eye-candy constante. Si un día Stegman se va, es la sustituta perfecta para el título.

El segundo problema es el villano que al parecer acompañará al primer arc: Mole Man. Es la segunda vez en un lustro que un título de Spidey utiliza a este villano de los Fantastic Four para arrancar. El otro por lo menos era “Avenging Spider-Man”, un título de team-ups. Eso sí, en las primeras 4 páginas, Spidey vence a Scorpion y un misterioso niño…sospechosamente parecido a Normie maquina planes desde las sombras. En esta realidad Peter sigue siendo fotógrafo del Bugle, un empleo que difícilmente mantiene una familia completa, y tras el potencial que vimos en un Peter cerca de un laboratorio en "Big Time" me deja un poco decepcionado.

El arte de Ryan Stegman, que no me gustó nada en "Superior Spider-Man", salvo cuando aparecía Mary Jane, es una absoluta maravilla en este título. Stegman es como ver a Todd McFarlane sin los excesos y desproporciones de McFarlane. Es capaz de meter 18 páneles en una página para contar la interacción Parker y hacerla lucir igual de espectacular que el splash page de Annie. Me volví fan automático.

Sospecho que “Renew your vows” difícilmente tendrá el éxito que los blogs le vaticinan. Parece más un intento por enterrar de una vez y en definitiva la idea del matrimonio Parker. Pero seguiré leyendo mientras lo sigan sacando y ojalá los siguientes números hagan algo por corregir los errores que le veo a este título.

No hay comentarios: