sábado, 6 de agosto de 2016

Suicide Squad.



Las pelis de DC no están gustando a la crítica especializada. Curiosamente al parecer es el público el que las está juzgando diferente. Me parece que suicide Squad no será la excepción. Fui al cine predispuesto a ver una basura, porque así se le ha tratado, y de los personajes solo Deadshot y Margot Rob…digo, Harley Quinn me interesaban. A la entrada y todavía dubitativo me compré de souvenir el vaso conmemorativo porque así “mi tarde no será un total desperdicio”, pero conforme veía la peli me convencía mas de que la “critica especializada” no tiene ni idea y que nuevamente parte de su desdén por la cinta surge de la premisa del comic, necesariamente reflejada en pantalla: villanos reclutados por el gobierno para enfrentar misiones suicidas. Suicide Squad es maravillosa. El equivalente de Guardians of the Galaxy, pero con ácido de por medio.

No me esperaba tanta interacción con Justice League y me parece que los cameos de los héroes están mas justificados que los de Marvel en su momento, que recordemos, trajeron cosas tan raras como Tony reuniéndose en un bar con el General Ross o Hawkeye de mero guardia de seguridad en New Mexico. En cambio Batman aparece lo necesario para recordarnos que el Movieverse de DC está en marcha y que Gotham es una ciudad protegida por el omnipresente murciélago, mientras que Flash participa en un gag muy efectivo con Captain Boomerang.
La crítica ya ha demostrado que quiere ver otra Marvel movie (o tal vez van a lo seguro, coincidiendo con la opinión general). Pero hay un límite para el numero de veces que puedes repetir una formula y que sea exitosa. Aunque Marvel parece no haber alcanzado el suyo, la verdad es que sus pelis me empiezan a cansar. Suicide Squad en cambio me parece fresca, una peli que no cae en las vulgaridades de Deadpool para hacernos reír, que en ningún momento se vuelve aburrida o cansada (Avengers me pareció terrible por tanto dialogo pend…) y en donde sus personajes, salvo gangsta-Joker, son bastante fieles a su contraparte en el comic (ok, probablemente no the Enchantresss, pero seamos sinceros, no es un personaje tan conocido o primordial como para que necesitemos ver una fiel adaptación).

Ya me referí a Joker y no se si tengo algo contra Jered Leto, porque ya sea de transexual, de junkie, o de payaso psicótico, pero nunca me ha convencido como actor. Y aunque lo escuché prometer que sería algo distinto al Joker de Heath Ledger, la verdad es que sólo consiguió ser un pálido reflejo (pun intended) de esa magistral actuación. Por el contrario Will Smith y Margot Robbie rulean en sus respectivos papeles. Los realizadores tuvieron el suficiente tino de hacer brillar a Harley, la más conocida del grupo, sin descuidar a los demás, como Killer Croc o el Diablo, contrario a (Wolverine y sus) “X-Men” en donde la popularidad del canadiense opaca por completo a sus compañeros y los vuelve inútiles aun cuando sus poderes sean más adecuados para enfrentarse por ejemplo a Magneto. Viola Davis y Joel Kinnaman resultan muy efectivos en sus respectivos personajes, Amanda Waller y Rick Flagg.


Por supuesto que la trama contiene gigantescas fallas, como el sinsentido de la misión original: rescatar a un importante individuo del edificio “John Ostrander”, solo para que descubramos que tal individuo es la propia Amanda Waller. O el baño químico del Guasón que al parecer para lo único que sirve es para blanquear la piel, porque hasta los identes de la Robbie siguen impecables, pero la peli se deja de pavadas y desde el inicio tiene acción, gags, y un reparto que funciona menos acartonado que los ya mencionados Guardianes de la Galaxia.

La verdad estoy cansado de las pelis de Marvel. Suicide Squad merece más merito del que está recibiendo.

1 comentario:

Dan Campos dijo...

Como representante de "La Crítica" solo vengo a decir que el grupo de whatsapp en el que nos ponemos de acuerdo para destrozar las películas de DC comics es bien divertido. :p

Ya en serio, como sabes, soy de los que prefieren ver un "fracaso de DC" que otro "episodio exitoso, genérico intercambiable de la saga Marvel". BvS para nada es mala y Suicide Squad tiene muchas deficiencias a nivel guión y edición, sin embargo dista mucho de ser el desastre que muchos anunciaron. Es una cinta mediana que pudo ser buena si hubiera sido consistente. Su villano es bien de Marvel en el hecho que es más olvidable que mis compañeros de kinder y sus minions siguen la fórmula Avengers en que es carne de cañón sin peso real y solo están ahí para que se les dispare sin que se suba la clasificación a "solo adultos". Curiosamente evidencía fallas de la Maravillosa Competencia que sin ser del mismo estudio se ven más como errores terribles por acá... aunque sean los mismos.

Dudo mucho que esta cinta tenga secuela, pero avanza de una manera más interesante la creación del universo cinematográfico de DC. Creo que la pongo al nivel de The Expendables, aunque como sabes, yo soy de los que gustan de esas películas.

¡Saludos, Mr. F!