lunes, 28 de marzo de 2016

Dawn of Justice.


Que lejos ha quedado la peli “Superman” de Richard Donner y el Batman de Tim Burton. El jueves me lancé a ver “Batman V. Superman”, y contra todo pronóstico me gustó…y mucho. Mucha gente señala que la trama es enredada (really?), cuando básicamente la primera hora monta el escenario de la segunda. Si acaso, será enredada para quien recientemente no haya visto Man of Steel, pero es mucho más simple que, digamos the Dark Knight Rises.

Para empezar, casi todos los errores que le vi a Man of Steel han sido corregidos, se nota la mano de Geoff Johns o por lo menos se nota que ahora si Warner está escuchando a la gente de los comics. Por un lado, Superman contrasta con Batman. Clark es un esposo amoroso, Superman mantiene la esencia más pura del personaje que es salvar a Lois Lane no importa si se encuentra al otro lado del mundo. Hubo una escena, cuando Lois se tira al agua para recuperar la lanza y queda atrapada, que pensé que Snyder iba a salir con la ojetada de matarla, en ese momento estuve a punto de pararme de mi asiento e irme, pero afortunadamente no fue así: por sobre todas las cosas, Clark salva a Lois. Un acierto muy importante de la película es el protagonismo de ésta. Ella es el sidekick de Superman y juré que en esta cinta iba a estar relegada a un mero cameo, siendo todo lo contrario. Tiene su propia historia, que tal vez es la línea argumental más aburrida, pero que desemboca en Luthor conociendo la identidad de Clark.

Bruce en cambio no supera la muerte de sus padres. Y tal vez el peor error de la cinta es que es un Batman que no sólo utiliza armas: todos sus gadgets son pistolotas y cuando no usa armas de fuego utiliza batarangs para marcar a los criminales como si fueran ganado. Sin embargo, Ben Affleck es sin duda el mejor Bruce Wayne. Christian Bale era un ricachón que decía que su actitud era pantalla de su verdadero yo, pero usar de piscina la fuente de un restaurant, huir con medio elenco del ballet Bolshoi y andarse cenando a una de sus accionistas no lo hacía ver como un ser muy atormentado que digamos. Affleck retrata al Bruce ensimismado, cuya razón de ser es terminar con los males del mundo, así sean un pederasta, un mafiosos que amenaza a una anciana, o un ser superpoderoso venido de otro planeta. Keaton, que era mi Bruce favorito hasta ahora, parece el chofer de Affleck, por lo que físicamente no da el ancho, en comparación con esa quijada cuadrada y barba cerrada del nuevo protagonista que lo hace ser un especímen salido de cualquier comic.

En un mundo en donde los programadores de computadora son los nuevos ricos, Jesse Eisenberg me parece muy acertado para interpretar a Luthor. No entiendo la crítica de que es una interpretación molesta, chillona y psicótica. Luthor es el villano. Sus fechorías van desde matar a Jimmy Olsen en el desierto, hasta volar el Capitolio ¿debemos sentir empatía por él? Para mi la descripción de Luthor es “villano superinteligente que representa la envidia”, cuando en su speech sobre filatropia señala que el sentimiento más agridulce es tener conocimiento sin poder, éste Lex me gana por completo. Lo logró Hackman, lo logró Spacey y Rosembaum. Eisenberg lo interpreta de manera distinta pero no menos acertada. ¿Que no se entienden las motivaciones del personaje? (fucking, really???). Es Lex Luthor, ¿cuántas veces hay que explicar al público en general sus motivos? Luego se quejan de tener que ver por enésima vez la muerte de los padres de Bruce.

Pasemos a Doomsday. La persona que me acompañó había adorado la peli hasta que apareció lo que ella denominó como “villano genérico para los que somos de a pie” (“muggles”, les digo yo). Pero Doomsday es un villano genérico cuyo único objetivo era ser superfuerte para darle pelea física a Superman y claro, matarlo. Ambas circunstancias suceden en esta, la peli más basada en comics de lo que Warner-DC nos ha mostrado hasta ahora (algo molesto ahora es lo repetitivo que se vuelve el señalar que "no hay civiles en el área de impacto", pero entendible por las críticas a MOS). Y si, la forma de crear a Doomsday no es “muy científica”, tanto como la creación de tierra con sólo aventar unos cristales kryptonianos al océano, en “Superman Returns”.

No podemos ser incongruentes y alabar las mescolanzas que hizo Nolan en “the Dark Knight”, y al mismo tiempo criticar que la batalla entre Batman y Superman “es-una- mugre-porque-no-tiene-las-mismas-motivaciones-que-en-the-Dark-Knight-Returns-porque-ahí-eran-amigos”: la batalla (¿quién se tragó la campaña publicitaria de “¿Quién ganará?”) funciona, porque inicia siendo Dios vs el hombre y concluye con dos personajes muy humanos que dejan atrás sus diferencias por el amor a sus madres. Snyder sigue siendo un director que gusta de las pistolotas, destruir edificios y las explosiones, pero en esta cinta por lo menos aterriza a los personajes a momentos muy humanos.

Queja constante: “no es divertida”, “pretende demasiada filosofía sobre el poder, siendo que es una peli boba sobre superhéroes”. Ambas críticas se le hicieron a "the Dark Knight" y son de lo más estúpidas. De “Superman: Exile” a “For Tomorrow”, el debate ha sido parte de las historias de Superman. Ese mismo debate lo veremos en Civil War, si acaso la cinta que pondrá en perspectiva a Dawn of Justice.

Una última crítica que me gustaría abordar es la “publicidad descarada para la siguiente cinta”, obviando a Iron Man II, Star Wars Episode VII, Amazing Spider-Man 2, Avengers: Age of Ultron, que más que obras fueron comerciales de dos horas y cacho; no puedo decir que no estemos en una época bastante cínica en donde cualquier peli sirve de trampolín para un sinnúmero de secuelas, así que tampoco lo considero un reclamo válido.

Batman V. Superman es una cinta que corre el gran riesgo de volverse una de mis top 10 de todos los tiempos.

2 comentarios:

Dan Campos dijo...

Agradable leer tus comentarios, aunque sea por este medio, Mr. K.

Curiosamente tu visión es más positiva de lo que esperaba. Se nota que te gustó más que a la mayoría, lo cual pone en duda esa jalada de "si eres verdadero fan, la vas a odiar porque no son así los personajes" que contradice la de "es una película que solo los verdaderos fans van a entender". Whoever wins, nobody wins.

Esta cinta tiene la característica de que si la odiaste, tienes 100% toda la razón. Si la amaste, tienes 100% toda la razón. No por los subjetivismos baratos que algunos atacan, sino por el hecho de que lo que a muchos les gustó no tiene nada que ver con lo que a otros les disgustó. Es como decir que el cielo es azul... y las nubes blancas. Son cosas que coexisten.

Por mi parte, no me molestó el "teaser constante" a las siguientes cintas. En un comic no le pondríamos pero. Cualquier historia de Claremont tenía "teasers de futuras historias" con el avance de los subplots y no le reclamábamos.

¡Saludos! Un abrazo. :D

El doc. dijo...

Gracias. El pedazo de información que me faltaba de cómo Eisenberg se quedó con el papel de Luthor, me lo proporcionaste tú y hace mucho sentido: es un Lex bastante molesto, pero yo no veo a una “imitación” de Joker. Si lo veo repetir a su personaje de la Red Social. La línea que odié en el tráiler “you should not pick a fight with this person”, porque toda la escena se me hacía bastante torpe, me hizo lógica una vez que resulta que Luthor siempre si sabe quién es Superman.

See you in the funny papers.