viernes, 8 de agosto de 2014

Top Ten Películas de superhéroes (versión 2014).



Como ya es una bella tradición (al menos entre los antiguos foristas de aquél sitio del cual ya nada queda), el verano cinematográfico va llegando a su fin; a menos que hoy las “Tortugas Ninja” me dejen sorprendido por la profundidad de sus personajes o la grandeza de sus villanos, o una trama digna de Grant Morrison o Alan Moore, creo que es seguro decir que no habrá mucho más que destacar, luego del estreno de esa fierecilla indomable llamada Rocket Raccoon (bueno, no se llama así, pero es un bello símil: “aww que linda criaturita” y de repente “tómala, Ramón” te toma por sorpresa que hijosuma!). Así que sin más preámbulo, mi top ten de este año:

10. The Dark Knight Rises: Sólo el final de la cinta (que ya se intuía) vale que esté en la lista, aunque todo lo que la hace buena ya lo vimos en the Dark Knight con resultados a mi gusto mucho mejores, pues siento que acentúa las debilidades de Nolan, como las escenas de combate de cuerpo a cuerpo y tiene unos baches en la trama que sólo le perdonamos porque es él.

9. X-Men United: Tiene a Nightcrawler, tiene a Magneto y su hermandad trabajando codo a codo con los X-Men. Tiene la promesa de the Dark Phoenix Saga, aunque ya sabemos el fiasco que resultó eso. Tiene la “traducción” de Singer de poderes como la telepatía (me refiero en concreto a la niña que Xavier ve en su mente). De entre 7 pelis de mutantes, sólo tres se me hacen buenas y las puedo reducir a 2. “X-Men United” es una de ellas.

8.- Superman 2: Lamento decepcionar a todos esos amantes de “Man of Steel”, pero Superman simple y sencillamente no se comporta así. ¿Sentry? Tal vez, ta loco el cab... ¿Superboy Prime? Muy probablemente. ¿Hyperion? En sus buenos tiempos. ¿Gladiator? Ni vivió en la tierra. Y aunque tiene una estupenda primer hora, todo, absolutamente todo se lo debe a tres fuentes: “Superman” de Richard Donner, “Smallville” y la mini de 1986 “Man of Steel”. Ya establecimos que Superman 1 de Donner me da una flojera espantosa, así que me sigo quedando con Superman 2. Sigue sin existir en el cine un equivalente al Kal-El de los comics, a ese Kal-El (utilizaré una frase muy odiada por todos) con el que crecí. ¿Qué es una lista sin mencionar adaptaciones del primer superhéroe? Y yo menciono la de Christopher Reeve el primero que me hizo creer que un hombre podía volar.

7.- Blade II: En 1998 Marvel decidió que era tiempo de hacer una peli totalmente seria de comics, pero la camufló como otra cosa. De su caja de juguetes encontró que el vampirito inadaptado creado por Marv Wolfman podía cautivar al público en general y atraer a los fanboys a la sala de cine por igual. Soy muy fan de “Blade” (un colmillito), pero “Blade” (dos colmillitos) rockea aún más. Tiene todos los elementos de una peli de Marvel. Desafortunadamente Avi Arad aún no entendía lo que hace una buena peli de superhéroes y la franquicia murió con el tercer colmillito, pero siempre tendremos Paris, o en este caso, un antro construido en una iglesia infestada de chupasangres.

6. Iron Man: Hay una razón por la que ciertos personajes sólo han podido mantener un título mensual. La primer apuesta de Marvel Studios fue un personaje reconocido por todos, pero cuya versión en papel estaba limitada por el tipo de historias que se pueden contar con él. Y francamente Tony Stark siempre fue un pelmazo: es Bruce Wayne, sin la tragedia de sus padres, de decir, no deja de ser el riquillo que sale a pasear en su armadura de 10 millones de dólares. Entonces contrataron a Robert Downey Jr. para darle vida. Yo espero que en la entrada de las oficinas del estudio le hayan construido un monumento: el carisma de la interpretación de Robert Downey es el cimiento de todo el éxito de Marvel Studios. Si Iron Man hubiera fracasado, estaríamos hablando de un escenario muy distinto en los blockbusters de verano.

5.- X-Men-Days of Future Past: Destila la mayoría de aciertos (y muchos de los errores) de las pelis de X-Men. Y es la que menos Wolverine tiene. Una peli con menos Wolverine y más X-Men siempre es bienvenida.

4. Guardians of the Galaxy: Mientras DC batalla con adaptar cualquier otro personaje que no sea Batman a la pantalla grande, Marvel se encuentra explorando literalmente los límites de su Universo. GotG es la película que no debería existir, un experimento cuyo resultado, estoy seguro, ha sorprendido incluso a Kevin Feige. Y en lo personal me sorprende que este medio me haya hecho fan de una franquicia que para mi era intrascendente. Me es difícil definir a un personaje favorito. Diría que Drax, pues su inocencia y literalidad es encantadora, pero no encuentro un solo personaje que me desagrade y eso me parece muy difícil de superar (si acaso mejoraría la apariencia de Thanos, pero es todo). GotG es la peli que no debería existir pero todo fan debe de agradecer. Incluso después de 10 películas, nos recuerda que aún hay mucho por explorar y la fórmula no está agotada.

3. The Amazing Spider-Man 2: siento que hay gente que hoy se arrepiente de haber dicho que era una buena película. Y sin embargo lo es. Es una excelente historia de Spider-Man. Quien se queje de la cantidad de personajes y subtramas, quéjese con DeFalco, quéjese con Slott, quéjese con todo escritor que haya tratado el título como una gran telenovela (todos, menos McFarlane que con trabajos seguía dos líneas argumentales a la vez). La peli que me recordó porqué me encanta Spider-Man. Y bueno, tiene “esa” escena.

2. The Dark Knight: Heath Ledger sigue siendo el mejor villano de un comic que he visto en la pantalla: como este Joker no he visto ninguno. El héroe es rebasado por completo. “No tienes con que amenazarme” se ríe el Joker a carcajadas. “No te queda más opción que seguir mi juego”. Batman, Gordon, Dent, todos bailan al son que les toca el terrorista. Mientras una ciudad arde. Mientras vuelan cosas, mientras los planes y la cordura de todos se desmorona. Esta película no es oscura en sus escenas (de hecho, a mi gusto hubo demasiadas escenas diurnas), es oscura en su contenido. Es tal vez la película más psicológica de un personaje de historieta. Desnuda todo lo que durante años hemos clamado a los cuatro vientos sobre un medio cuyo potencial apenas logramos intuir: que si el héroe se define por sus villanos, que si el medio “maduró” el día que la novia se volvió vulnerable, que si Batman y los héroes no matan. Por eso la gente habla de “la trilogía de Nolan”, porque la verdadera joya es la segunda parte. The Dark Knight Rises jamás estará a la altura de esta obra maestra.

1. Captain America-The Winter Soldier: Es Marvel, es Marvel haciendo películas aplicando todas las reglas que siguen sus comics. Es una de las pelis mas fantasiosas que existen: humanos voladores, máquinas asesinas; un ejército de portaaviones aéreos, experimentos biónicos vivientes sexagenarios… y la gente se la tomó totalmente en serio. La acción no falla, hay suficiente humor, hay personajes entrañables. Es la peli que Avengers debió ser. Si un héroe se define por sus villanos, the Winter Soldier tiene de todos los estilos: ¿quieres una organización terrorista infiltrada? La tienes. ¿Quieres un excompañero caído en desgracia? Su nombre está en el título. ¿Quieres al ejecutivo/burócrata/jefe corrupto a quien odiar? Es ni más ni menos que Robert Redford. La acción no falla, la presentación de ¡decenas! de personajes se hace de manera totalmente natural. The Dark Knight está limitada por el tipo de historia que Nolan quiso contar con el murciélago. The Winter Soldier desborda imaginación. De las franquicias que Marvel Studios está manejando, Captain America es la única que no parece desgastada, la única que aún no nos muestra todo su juego y para mi es la gran ganadora.

1 comentario:

Riffke dijo...

Podrá estar equivocado o no, Doc,

Pero para mi señora, Cap es la única franquicia Marvel que aún sigue...