jueves, 5 de enero de 2012

¿De qué va el Hulk de Peter David? (parte 2)


"Bikers are wimps!"
-Joe Fixit. IH No. 356.

Incredible Hulk 347 trajo a un nuevo dibujante al título, Jeff Purves. También trajo una nueva historia tras el golpe que PAD dio al tablero: en un casino de las Vegas llamado the Colliseum, Marlo Chandler llega a una cita a ciegas con el nuevo guardaespaldas del dueño. El guardaespaldas, un tal Joe Fixit es un tipo malhumorado, de piel grisácea que duerme buena parte del día y sólo aparece en las noches.

Eso si, resulta bastante efectivo para evitar problemas dentro del casino aunque los daños a la propiedad suelen ser considerables. Aunque la mayoría de los personajes en el Universo Marvel parecen desconcertados con la identidad de este personaje, para el lector no hay duda: aunque mas chaparro y visiblemente mas débil, es evidente que Joe Fixit es Hulk.

Es en esta etapa en donde PAD desarrolla mas la idea de que Hulk no es mas que otra personalidad de Bruce Banner. Debido a que la transformación ha dejado de ser consecuencia de la adrenalina y sucede con el correr de las horas (Bruce aparece de día, mientras que “Joe” domina las noches), ambos comienzan a “ponerle trampas” a su contraparte, para boicotearse mutuamente su tiempo: por ejemplo, poco antes del amanecer, “Joe” bebe tal cantidad de alcohol que asegura la total inconsciencia de Bruce. Es en esta etapa en donde Peter David desarrolla en su totalidad su sentido del humor: entre un Hulk vestido de gánster que llega a los bares de motociclistas a provocar trifulcas, visitas de una extraterrestre que mata a todo aquel cuya vida “parece” miserable, un ser divino que promete dar a Hulk todo lo que desee y hasta una confrontación con the Thing, Peter David está totalmente encarrerado. Es también la etapa en donde Hulk regresa al mundo de Jarella a detener un gobierno tiránico.

Rick, Samson y Betty desparecen como personajes secundarios y nos enfocamos en Marlo, el jefe de Joe y los problemas de Bruce para acomodarse a la vida disipada de su alter ego: Joe gusta de beber en exceso, acostarse con chicas y en general vivir la vida que aspira tener todo quinceañero.

El título aún no sufre el problema de tener que hacer crossover con todo evento Marvel, por lo que David pareciera ser libre de construir sus historias salvo por un par de situaciones: Marlo originalmente fue concebida por David como una call girl y terminó siendo maestra de aerobics, y la desafortunada interferencia de Bob Harras para deshacer el embarazo de Betty Banner.

En What Savage Beast, la novela que apenas ayer terminé de leer, Peter David “vuelve a embarazar” a Betty (de hecho no fue él sino, Bruce, en una de las mejores escenas de sexo que he leído en el medio de superhéroes), tal vez contando lo que pretendía hacer originalmente con el hijo de los Banner.

Esta etapa también contiene un aclamado número en donde Sam Kieth dibuja por primera vez al gigante (gris). Se rumora que de no haber tomado Dale Keown las riendas del título, Kieth hubiera sido el artista regular: tal fue el impacto de ese fill-in.

El evento que cierra esta segunda etapa es “Countdown 4-3-2-1”, una historia que probablemente toma su argumento de “D.O.A”, aquella película de Dennis Quaid. En “Countdown 4-3-2-1” Hulk es envenenado y tiene hasta antes del amanecer, cuando la transformación suceda y por lo tanto muera, para descubrir quien y porqué lo envenenó y así salvarse. Aunque el final no es tan explosivo como Ground Zero, si marca el fin de la era “Joe Fixit”: el último capítulo es el primer número dibujado por Dale Keown y pone en marcha la búsqueda de Bruce para encontrar a su esposa Betty Banner.

Ya antes he manifestado mi admiración por Dale Keown: uno de los primeros comics que compré recién llegado a México fue Incredible Hulk 375, ejemplar que hasta la fecha conservo y recuerdo haberme maravillado ante un Hulk estéticamente muy distinto al que conocía. A la fecha Keown me parece el artista definitivo de Hulk, al haber logrado diferenciar todas las personalidades del Goliath en sus trazos y ser el único que dibuja “correctamente” al Hulk “integrated”.

Su etapa en el título, así como el paso de Gary Frank será motivo de mi siguiente columna.