viernes, 6 de enero de 2012

¿De que va el Hulk de Peter David? (Final)


"Sometimes it's best to move on."

-Dr. Robert Bruce Banner. IH No. 467.

La última etapa del run regular de Peter David en Incredible Hulk refleja la época que Marvel estaba viviendo. Los crossovers comienzan a interferir con el trabajo del creativo, especialmente Onslaught y Heroes Reborn, en el que el Goliath verde formó parte fundamental.

Comienza, tras el acostumbrado azote de tablero de PAD, con Hulk y Betty viviendo en Florida, Hulk se hace pasar por un mecánico y las historias comienzan a ser ligeramente mas urbanas y menos cósmicas. Según comenta Liam Sharp esto obedeció a la única entrevista que el artista tuvo con Peter David, quien le preguntó cuales eran sus intereses, fortalezas y debilidades. Tras un malentendido, Bobbie Chase, entonces editora del título despide a Sharp tras sólo ocho números y los lápices corren a cargo de Angel Medina. Desafortunadamente esta es la peor etapa en cuanto al arte se refiere. El arte de Medina en general fue bastante simplón y desangelado (pun intended), muy lejos de lo que su trabajo en Kiss y Sensational Spider-Man mostró.

En ésta época se publica What Savage Beast, historia que introduce a William Talbot, un militar sobrino de Glenn Talbot con una obsesión peor que la de su tío por capturar y asesinar a Hulk. De igual manera, David trae de vuelta al Maestro, el villano de Future Imperfect y como antes narré cuenta el embarazo de Betty Ross Talbot Banner. A pesar de estar fuertemente cargado de continuidad, la novela se aleja del camino que llevaba la serie regular, en donde, sin embargo, PAD introdujo también a William Talbot, que comienza su efímera carrera con un acto imperdonable: meterle una bala a Betty en la pierna.

Comienza “Ghosts of the Present”, una historia en donde la sociedad fundada por Leader en “Ghost of the Past” tiene un nuevo dirigente. Una de las críticas al run de Bruce Jones fue que en general tuvimos poco muy poco de Hulk en el título y mucho de Banner. Peter David tuvo, en prácticamente todos los números publicados a Hulk en acción, salvo contadísimas excepciones, como un número narrado por Leonard Samson y el par de números que le siguen a “Ghosts of the Present” y que tiene como protagonistas a Betty Banner, en una divertida parodia de “Pulp Fiction” y a She-Hulk y Samson, gracias a un nuevo golpe al tablero que separaría por penúltima vez a Hulk de Betty. La última vez, la separación sería permanente.

El regreso de Hulk está marcado por el evento multicrossover “Ongslaught”, en donde Hulk alterna con varios mutantes, incluyendo Storm y Cable. Al final del mismo, Hulk sufre una nueva transformación: contrario a otros héroes que literalmente desaparecieron del Universo 616, reapareciendo en otro Universo, Hulk se separó en 2: Bruce Banner se fue al nuevo universo, en donde apareció transformado en un goliath de pelo largo y en el Universo 616 tuvimos a un savage Hulk, sin la personalidad de Banner y que tras “Ongslaught”, irradiaba energía Gamma tan potente que incendiaba todo lo que tenía cerca.

En esta etapa comienzan a aparecer personajes de Future Imperfect, siendo la primera Janis Jones, quien de alguna manera logra tranquilizar al titán. Posteriormente “regresaría” Maestro, quien había sido traído al presente al final de “Future Imperfect”, aunque no precisamente en óptimas condiciones. Mike Deodato entra al título y en el mismo se da la primera aparición de un misterioso grupo que ganaría mucha fama en esos años y toda la década siguiente: los Thunderbolts, grupo creado por Kurt Busiek y que tenía la particularidad de estar formado por supervillanos que se hacían pasar por héroes.


Peter David fue el encargado de contar “Heroes Return”, la miniserie que trajo de vuelta a los héroes originales y se despidió de ese fiasco que fue “Heroes Reborn”. Sobra decir que Hulk juega un papel primordial y que el enfrentamiento entre ambos Hulks tiene tintes épicos.

El ejercito contrata a la coronel Cary St. Lawrence para cazar a Hulk, lo que lo lleva a secuestrar una isla en Florida y declararla territorio independiente gobernado por Hulk.

Con la llegada de Adam Kubert como dibujante regular, comienza la época mas turbulenta y oscura del Goliath verde: Marvel publica "Flashback" para contar historias que sucedieron previo a que sus personajes principales obtuvieran poderes, la cual era narrada por un tipo sospechosamente parecido a Stan Lee. En “grave matters” (IH -1), Peter David agrega otro elemento a la tragedia familiar de Bruce Banner, utilizando nuevamente una escena extraída del Incredible Hulk 312 de Bill Mantlo.

Se da un impresionante enfrentamiento en un avión en pleno vuelo entre Mr. Hyde y Hulk; se enfrenta con Abommination en Nueva York; Apocalypse lo vuelve uno de sus cuatro jinetes. El camino lleva a Hulk a reencontrarse con Rick, Betty, Leonard y Thunderbolt Ross, quien para este momento ya ha dejado atrás a Redeemer y es nuevamente el General que todos recordamos. Los tres números finales del run de PAD, acortado “prematuramente” por diferencias creativas con el nuevo EiC, Bob Harras son los mas emotivos en cuanto a la relación Bruce/Rick/Betty.

El primero incluye una plática entre Hulk y Jones, éste último fue gravemente lesionado por aquél en una de sus etapas salvajes y si camina es gracias a un trasplante de metal en la columna, de esas curaciones que siguen sucediendo únicamente en los comics. Éste es el número del “perdón”.

El segundo cuenta la muerte de Betty por envenenamiento radioactivo. PAD había querido explorar la vida de Hulk sin esa ancla que representa su amor por Betty, no obstante, para estas alturas su salida del título ya era una realidad. El último número, “The lone and level Sands”, es una entrevista del propio Peter David a Rick jones, muchos años después de la muerte de Betty, contando lo que fue la historia de Hulk sin ella. El run original de PAD concluye con las palabras “I’ve said enough”, paráfrasis de “nuff said”.

David visitaría en dos ocasiones mas el título regular: durante “House of M”, volvió a Hulk una especie de dirigente de una tribu australiana y en Tempest Fugit, en donde narra la primera vez que la personalidad de Hulk tomó posesión del cuerpo de Banner haciéndolo sabotear su preparatoria.

Adicionalmente, tuvo dos colaboraciones mas con Dale Keown: “Hulk the end”, basada en un texto escrito años antes sobre los últimos días de Hulk en un mundo apocalíptico en donde la raza humana ha desaparecido tiempo atrás y “Hulk/Pitt”, que enfrenta a ambos personajes con motivo de algún Mcguffin.

Peter David escribió las versiones noveladas de Hulk de Ang Lee y de Incredible Hulk de Letterrier; fue el único autor en compartir espacio con Stan Lee en el DVD de las caricaturas de los 90’s y suele ser referente obligado para cualquier historia del gigante verde desde entonces. Sobra decir que su carrera se ha expandido a varios títulos de comics, series de televisión, y novelas sobre franquicias y propias. Además de múltiples premios y nominaciones.

Nada mal para un gerente de ventas que había sido hasta ese entonces, igual de Paria y radioactivo que el personaje que lo llevó al éxito.