martes, 11 de noviembre de 2008

Like tears in the rain.



Ahora que he renunciado a mi tiempo comiqueril, he estado revisando todos esos extras en los DVD’s que compro y que nunca veo. Y apenas vi los de Blade Runner. Hay un montón de cosas que desconocía.

Como pienso que Ridley Scott es Dios (Kingdom of Heaven es la única película que puedo decir no me ha gustado y porque me quedé dormido), me sorprendió saber el ambiente bajo el cual se filmó la película: el tipo se pasó del presupuesto, se echó encima a medio staff y estuvo a punto de que lo sacaran del proyecto.

La película originalmente fue un fracaso, al parecer por culpa de un verano saturado en donde E.T. fue rey absoluto de taquilla. Su verdadero éxito vino en los formatos Beta, VHS y subsecuentes, convirtiéndose en un filme de culto, gracias a su visón futurista que hoy día sigue resonando en cosas mas comercialitas como Matrix y en esos comics que reimprime la Heavy Metal.

Delas entrevistas de Edward James Olmos y Daryl Hanna, me sorprendió el grado de libertad que tuvieron para construir sus personajes, lo cual parece ser confirmado por Rutger Hauer, quien si desarrollo por si sólo a Roy Batty (como él sugiere) es un genio.

Harrison Ford me parece un poquito más exagerado, pues según él no le gustó desde un principio la narración en off ni el final feliz. Ahora resulta.

Blade Runner es de esas películas que no me canso de ver y que hoy me sigue pareciendo adelantada a nuestro tiempo.

2 comentarios:

Hector dijo...

"Yes, Guv'nor - MY ASS"

Romanticide dijo...

Yo la vi por primera vez hace menos de un año, y me encanto. Y lo digo como veinteañera criada entre tanto efecto especial y tonteria y media, desesitivizada a todo y que se supone que ya nada deberia sorprenderme... :P